Inicio » Blog » Curiosidades » La incapacidad para enamorarse, ¿sí existe?
La incapacidad para enamorarse sí existe

La incapacidad para enamorarse, ¿sí existe?

La incapacidad para enamorarse sí existe y se llama alexitimia. Con trabajo, muchas veces, nos cuesta identificar y poner en orden nuestras propias emociones y hay gente a la que le resulta imposible.

Si antes creías que el amor no era la mejor emoción o que conducía todo nuestro mundo, en este artículo entenderás que sí y que, de no ser así, las cosas no funcionan bien con nosotros. Entonces, en lugar de señalar a alguien por sus incapacidades, intenta comprender sus guerras internas.

¿Cuántas personas padecen de alexitimia?

La décima parte de la población mundial, siguiendo la opinión de la Sociedad Española de Neurología, sufre de alexitimia, la incapacidad para enamorarse. La palabra alexitimia fue creada en 1972 para designar a un trastorno caracterizado por la imposibilidad de identificar las emociones que siente la persona y, por tanto, de expresarlas verbalmente.

¿Qué es lo primero que se ve perjudicado? El aprendizaje emocional. ¿Sabías que las personas que la padecen tienen una vida cuyos sistemas de atención, memoria y razonamiento presentan déficit? Mucha información valiosa es desechada, como la seguridad para tomar decisiones o la formación de vínculos.

La incapacidad para enamorarse sí existe, foto de pixabay
Imagen de Bingo Naranjo en Pixabay 

Una de cada siete personas tiene alexitimia y, en lugar de vivir una emoción acorde a la situación, contando con la adaptabilidad de su cerebro, la experimentan de forma muy débil o muy intensa. Como consecuencia, no pueden tener una apreciación correcta de esa emoción.

Pero, ¿de dónde sale esta enfermedad? La alexitimia primaria puede ser hereditaria, siendo muy común que se presente en las primeras etapas de la infancia o se manifieste como el resultado de alguna enfermedad neurológica desarrollada.

Los traumatismos craneales, los ictus o tumores cerebrales con frecuencia son las razones por las cuales se desarrolla alexitimia primaria. Por otro lado, está la alexitimia secundaria, causada por experiencias fuertes durante la infancia o la vida adulta como violaciones, secuestros o ser testigo de cosas terribles.

¿Qué es lo que padece una persona con alexitimia, cómo se comporta? ¿Cómo identificarlas?

  • Tienen incapacidad para sentir placer.
  • Si no se puede experimentar placer, no hay oportunidad de experimentar ni reconocer otras emociones. Por lo tanto, el sexo no despierta ningún interés.
  • Sufren problemas a la hora de formar vínculos afectivos, pues no logran identificar ninguna emoción, acabando por sentirse incómodos.
  • Son incapaces de entender lo que el otro siente, siendo apáticos.
  • La introspección, las fantasías y las ensoñaciones, eso que se nos da tan fácil, no es así para alguien con alexitimia, pues tienen interacciones interiores muy escasas.
  • Suelen ser solitarios, tendiendo a hablar muy poco y aparentan ser serios y aburridos.
  • Su razonamiento está dirigido plenamente hacía lo externo y lo correcto, siendo extremadamente racionales.
  • El poco control de sus emociones hace que reaccionen de forma desproporcionada ante las emociones.

¿Cómo te sentirías si no pudieras expresar tus emociones?

Tan solo imagina lo impotente que te sentirías si no pudieras expresar ni reconocer tus propias emociones. Las relaciones interpersonales nunca serían como las conoces ahora, no existieran si quiera; súmale, además, un sufrimiento emocional constante que no sepas definir ni autorregular.

Ahora que ya sabes sobre la alexitimia (y/o la incapacidad para enamorarse), cuéntanos: ¿conoces a alguien que padezca de ella? ¿Ya habías escuchado sobre esta enfermedad? Escribe más abajo en los comentarios y comparte con otras personas.

Más artículos similares en: Curiosidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *