Inicio » Blog » Curiosidades » 🎂¿Cómo hacer un bizcocho con pocos ingredientes?
Imagen de martakor en Pixabay

🎂¿Cómo hacer un bizcocho con pocos ingredientes?

A todos nos ha provocado alguna vez una merienda rápida con la que podamos calmar el hambre o cualquier antojo. A veces, todo es tan repentino, ya sea el antojo o la reunión entre amigos, que puede suceder que no cuentes con todos los ingredientes. Pues, ¿adivina? En este artículo te diremos todo lo que necesitas para hacer el más rico bizcocho con pocos ingredientes.

No necesitarás de mucho, promesa, solo una buena disposición y el hambre suficiente para realizar la receta. Todo es muy sencillo aunque parezca imposible realizar un bizcocho con pocos ingredientes, solo confía y no dejes de leer:

Solo son necesarios 3 ingredientes

¿Sabías tú que puedes hacer un exquisito bizcocho con pocos ingredientes? Sí, solo necesitaras 3, ¡Tres! Para empezar, hay que elegir la clase de bizcocho que debe hacerse, en este caso, se trata del bizcocho genovés. Para él solo requerirás de 4 huevos grandes, ya sabes, de esos generosos; también, 120 g de harina y 120 g de azúcar.

Sin embargo, es posible que te lleves mejor con las medidas en tazas, pues, entonces requerirás de media taza de azúcar y una taza de harina.

Como verás, no es una receta de proporciones grandes, por lo que, para hornearlo, necesitarás un molde pequeño que no supere los 30 cm de diámetro. Otra cosa que debes hacer antes de comenzar a hacer el bizcocho, para tenerlo preparado en el paso final, es pre-calentar tu horno a 160° C o 320° F.

Aguarda, lo mejor está por venir, puedes hacer el más esponjoso bizcocho de la forma más fácil que puedas imaginarte.

El momento de la preparación

Preparar el bizcocho es una de las partes más sencillas, solo tienes que hacerla prestando mucha atención, siguiendo los pasos:

  1. Separa las claras de las yemas con mucho cuidado, evitando que estas se rompan. ¿Un consejo? Siempre que abras un huevo hazlo separado del resto, puede venir uno dañado y dañarte los que sí estaban buenos.
  2. A las claras le agregarás la mitad del azúcar y, luego, las batirás a alta velocidad hasta quedar como punto de nieve.
  3. Por otra parte, a las yemas le agregaras el resto del azúcar que habías dejado y batirlas. Procura batirlas hasta un punto en que sobre ellas se dibuje el trazo de las aspas de la batidora.
  4. Cirniéndola con un colador, incorpora por raciones el harina a las yemas batidas. Mezclalo todo con una paleta, realizando movimientos envolventes.
  5. Para que las yemas no pierdan el volumen que han adquirido, incorpora de forma intercalada cucharadas grandes de claras que integraras con movimientos envolventes. Procura solo hacer 4 movimientos por cucharada, ante la fricción y el calor, las claras pueden bajarse y perder el efecto esponjoso que tienen.
  6. Intercala cucharadas conforme terminas de añadir el harina, una vez hayas terminado con ella, incorpora por completo las claras e integralas a la mezcla.

Ahora ha llegado el momento de colocarlo al horno, pues es muy sencillo también:

  1. A la base de tu molde desmontable le colocas una lámina de papel vegetal y lo cierras. Obviamente, quedará un sobrante y solo tienes que cortarlo con unas simples tijeras.
  2. Rocía el fondo con mantequilla, preferiblemente en spray y procede a verter toda la mezcla del bizcocho.
  3. Alisa la superficie y darle un par de golpecitos contra tu mezón con el fin de sacar las búrbujas de aire que pudiese tener.
  4. Mételo en tu horno precalentado y déjalo ahí durante 30-35 minutos, evaluando su color y su altura.

Una vez esté listo desmoldalo antes que se enfríe, pues, de lo contrario, correrías riesgo de que adheriera a las parades. Otra csosa, es normal que el bizcocho baje un poco una vez lo saques del horno, no te preocupes, no has hecho nada mal. Ahora, ¡a comer!

Dinos, ¿alguna vez has hecho algo similar? ¿tienes alguna receta original?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *